sábado, 8 de mayo de 2010

Y esta noche, una de poetas...

No es como tu me veas, sino como me vea yo.
Si voy como tu quieres que vaya, ya no seré yo:
Seré tú, y esa no es mi intención, es la tuya,
y yo, no soy tú y nunca te diría como has de ser, pues no soy quién,
así que nunca me digas como he de ser yo,
pues tú tampoco eres quién.
Esa puede ser la única diferencia entre nosotros dos, pero, ¡QUE GRANDE ES!

Esta noche más y mejor!

lunes, 3 de mayo de 2010

Un día de lluvia


Báilame el agua.
Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto...
Sácame de quicio, hazme sufrir.
Ponme a secar como un trapo mojado.
Lléname de vida,
líbrame de mi estigma
Llámame tonto.
Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora...
No me arrastres,
no me asustes...
Vete lejos... pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Toca mis ojos,
nota la textura del calor.
¿Por cuánto te vendes?
Píllate los dedos
y deja que te invite a un café.
Caliente claro,
y sin azúcar... sin aliento.